EE UU

La demanda norteamericana por el té y aguas aromáticas sigue incrementando

El té y las aguas aromáticas están entre las bebidas favoritas en EE UU por los innumerables beneficios para la salud y por su particular aroma y sabor.

Por: Procomer

Los hábitos de consumo del té y de las aguas aromáticas en general, se han adaptado a las nuevas tendencias, al pasar del uso de bolsas de té a las bebidas listas para beber (RTD por sus siglas en inglés) en botellas o latas, y en pods, o cápsulas para las máquinas de filtrado instantáneo.

Adicionalmente, existen tiendas especializadas que ofrecen productos más selectos y donde los consumidores pueden comprar al peso hojas, flores y frutas deshidratadas desde las que se obtiene té.

El precio de los tés y de las bebidas aromáticas depende de la variedad, la cantidad, la presentación, si se trata de un producto orgánico o no, y del lugar donde se vende el producto. Por ejemplo, en algunos supermercados de California, las cajas de 12 botellas de tés RTD, no orgánicos y en presentaciones de 16 onzas cuestan en promedio USD25. En cambio, una botella individual del mismo producto en tiendas de autoservicio cuesta alrededor de USD1,30, casi 80 centavos más cara.

Según cifras del Comité Internacional del Té, EE UU es el tercer importador más grande a nivel mundial y 4 de cada 5 estadounidenses consumen esta bebida, siendo más común entre el segmento de 17 a 35 años, pues un 87% de ellos dice beber té. El producto dominante entre los consumidores estadounidenses es el té de frutas/herbal, seguido por el té negro.

En EE UU existen segmentos de consumidores dispuestos a pagar el precio que sea con tal de disfrutar la sensación de un buen té. El modelo ‘Starbucks’ que masificó el consumo del café estaría contribuyendo a esa tendencia dado que, en el 2014, adquirió la cadena Teavana que expende todo tipo de tés en hoja, así como los utensilios para prepararlos y consumirlos.

Otras cadenas de tiendas, como Argo Tea y David’s Tea ofrecen opciones similares a las de Teavana, e inclusive incluyen clases de cómo preparar los distintos tés. A sabores populares como el de menta, manzanilla o jazmín, se suman otros novedosos como el de coco y lavanda, además de los que contienen frutas deshidratadas y los que son mezclas de varios sabores.

En lo que respecta a la participación de mercado cabe señalar que, aunque Unilever, con su marca Lipton, es la empresa que acapara la mayor parte del mercado, es seguida de cerca por otras marcas como Bigelow, empresa de tipo familiar, Twinnings y Starbucks.

Implicaciones para Costa Rica

La exportación de té a setiembre del 2017 representó un total de USD1 millón, como principales destinos se encontraron los centroamericanos, Nicaragua (42%), Panamá (21%), Guatemala (16%), y República Dominicana (8,5%).

Las exportaciones de este tipo de producto a EE UU para el mismo periodo fueron USD12.000, en el 2014 y el 2015 la suma de exportaciones de estos productos al país norteamericano fue USD4,7 millones.

Los exportadores podrían posicionar su producto en este país aprovechando la variedad de sabores y valor agregado que Costa Rica puede ofrecer. Las frutas exóticas como guanábana, mango, pitahaya y uchuva son parte de la gama de productos buscados por el mercado norteamericano, por lo tanto, su demanda en otros productos de valor agregado como el té podrían aumentar, especialmente tomando en cuenta que existe una fuerte preferencia por este tipo de bebida.