Sector relojería en Colombia

El sector de la relojería se ha visto afectado por el incremento del IVA

Las mujeres hoy en día son consideradas un nicho de mercado interesante para las empresas del sector, pues muchas se encuentran en una situación económica en la cual pueden adquirir bienes de lujo.

Por: Laura Liliana Bustamante
Analista de Comercio Internacional
Legiscomex.com

En las últimas décadas, la industria de relojería ha tenido que hacer ajustes para enfrentarse a los cambios que se han dado en el mercado, por la mentalidad y el gusto de los consumidores. A nivel mundial el sector se encuentra dividido en dos segmentos: los relojes de lujo y los convencionales que se diferencian principalmente por sus precios.

Entre las marcas más demandadas a nivel mundial se destacan Rolex, Patek Phillipe, Audemars Piguet, Piaget, Hublot, Breguet, Blanc Pain y Omega, entre otras.

A nivel regional países como México, Argentina, Brasil, Perú, Colombia y Bolivia se destacan como líderes en el consumo de los bienes pertenecientes al sector de relojería. En cuanto a las ventas, China tiene una participación del 60%; Suiza, del 15%; América, del 15% y otros países, del 10%.

En el caso de Colombia, la industria relojera permanece en ambos segmentos, tanto de lujo como convencionales, no obstante, el primero ha presentado un incremento debido al aumento de consumidores interesados en adquirir productos de esta clase, entre las razones que tienen para querer comprar estos bienes, a pesar de sus altos costos, es la satisfacción emocional que genera.

En septiembre del año pasado se llevó a cabo la feria WatchBo 2016, una de las ferias más grande de Latinoamérica especializada en el sector, donde se tiene un gran acercamiento con los compradores de Estados Unidos, Ecuador, Chile y Panamá. Este evento generó alrededor de COP5.000 millones de los cuales COP1.500 fueron de compras realizadas por el público.

Las cifras anteriores corroboran lo mencionado por Christian Weissbach, presidente de la firma suiza TAG Heuer para Latinoamérica y El Caribe, quien dijo que la compañía no ha experimentado caídas en las ventas pese a la crisis económica en la que se encuentra Colombia ya que los consumidores “ahora no adquieren el reloj de USD5.000, sino el de USD4.000, están comprando la marca”.

En la actualidad, en el Arancel colombiano los relojes ensamblados tienen un gravamen del 5% menos los originarios de Suiza, gracias al Acuerdo comercial que tienen firmados las dos naciones.